leyenda2016

En el tratamiento original del guión de los Hermanos Duffer, el emblemático personaje no vivía para contarlo.

En el transcurso de sus dos primeras temporadas, “Stranger Things” se ha convertido en uno de los espectáculos más populares del mundo. Sin embargo, la historia original no iba a concluir como lo vimos, sino que habría terminando con la muerte de uno de sus personaje más queridos: Eleven.

“Tal vez no debería decir esto porque me gusta pretender que todo fue planeado, pero originalmente se lanzó como una serie limitada.” Dijo el co-credor de “Stranger Things”, Ross Duffer, en una sesión de preguntas y respuestas para el Chapman University Dodge Collage of Film y Media Arts, el alma mater del escritor. “Así que, Eleven iba a sacrificarse y salvar el mundo, hasta iba a ser”. 

Como Duffer mencionó, Hollywood ha tenido mucho éxito en varias series limitadas en los últimos años, como “Big Little Lies” de HBO y “Fargo” de FX, pero los planes de Netflix para el monstruo de los años 80 se ampliaron mucho más allá de un arco de una historia. 

“Recuerdo que cuando entramos a Netflix y presentamos esto, nos dijeron: ‘Bueno, nos gusta esto, pero ¿cómo podría continuar?’”, dijo Duffer. “Y en ese momento pensamos: ‘Bueno, Will ha vuelto de la otra dimensión y no la está pasando muy bien’. ¡Y fue como ‘genial’”. 

La decisión del gigante del streaming resultó no fue en balde, con cifras publicadas la semana pasada que muestran un asombroso total de 15 millones de espectadores que vieron el estreno de la segunda temporada en los primeros tres días después del lanzamiento. Obviamente, el trabajo para una tercera temporada ya está en marcha, por lo que los fanáticos no tendrán que esperar demasiado hasta su próxima dosis del Upside Down. 

Actualmente se transmite la segunda temporada de “Stranger Things” por Netflix y es protagonizada por Winona Ryder, David Harbour, Finn Wolfhard, Millie Bobby Brown, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin, Natalia Dyer, Charlie Heaton, Cara Buono, Matthew Modine, Noah Schnapp, Joe Keery, Sadie Sink y Dacre Montgomery.

Fuente: CBR

Más artículos...