leyenda2016

Siempre nos intriga la manera en la que se forma una banda. El cómo surgió la idea, el por qué de ese nombre. Este es el caso de “Straight Outta Compton”, una historia basada en hechos reales.

Un grupo de chicos que desafortunadamente les tocó vivir en una época en la que la delincuencia estaba a la alta en California, donde el simple hecho de ser afroamericano te marcaba como asaltante o vendedor de drogas.

Casi a finales de los 80s y principios de los 90, este grupo de amigos decide que su futuro será la música, en específico el hip-hop, ese será su vía para expresar tanta frustración que viven a diario por el abuso de la autoridad y la violencia.

Nos presentan a Dre o Dr. Dre (Corey Hawkins) un chavo que sólo necesita de su tornamesa y vinilos, ese es su mundo y que sueña en ser un famoso DJ algún día. Le acompaña Ice Cube (O'shea Jackson Jr) quien todo el tiempo esta escribiendo rimas. Y como siempre no puede faltar el amigo problemático en este caso es Eazy-E (Jason Mitchell).

Juntos deciden poner una casa disquera, pero con ciertas trabas, no contaban con muchos raperos o talento, por lo tanto deciden ser ellos mismo los que graben el material, así se unen MC Ren (Aldis Hodge) y DJ Yella (Neil Brown Jr).

Es así como empieza la historia de este grupo que tomó por nombre N.W.A (Niggaz Wit Attitudes).

Del director F. Gary Gray, llega este filme a las pantallas grandes, presentando una narrativa bastante fluida que por momentos se hace pesada pero se olvida conforme va fluyendo la trama.

Es evidente que buscaron actores muy similares a los verdaderos pero olvidaron un poco el talento.

Aun así es un buen trabajo el que realizaron tanto el director y los actores, principalmente nos muestran los problemas que tuvieron no solo ellos, seguro más afroamericanos que intentaron entrar en esta industria.

El estreno de “Letra explicitas (Straight Outta Compton)” será este fin de semana.

La Cueva califica:

 

En Tendencia