leyenda2016

El filme biográfico de Sir Winston Churchill con una gran interpretación de Gary Oldman, “Darkest Hour”.

Este proyecto detalla todo el momento crítico que se vivió, desde un plano general hasta en lo política, así como la decisión cúspide con el desembarco en Dunkerque.

La situación es crítica, la Segunda Guerra Mundial ha iniciado y Alemania ha comenzado su invasión y ya ha tomado Polonia y Austria. Los naciones europeas no son obstáculo para la armada alemana, e Inglaterra es el siguiente en la mira después de toda la invasión en Francia. El pueblo, la cámara burócrata y políticos exigen el cambio de Chamberlain de ministro y la única opción en su mano es un viejo cascarrabias, incomprendido e impulsivo para tomar el poder.

Es creíble que el público piense que cualquier película situada en este periodo sea una favorita para el público o la crítica, pero es comprensible, fue uno de los momentos más oscuros que se han vivido en el planeta. La percepción que tiene esta cinta de todos los momentos que poco a poco van derrotando a la nación europea es un punto fuerte, pero la narrativa no se hace consistente ya que todo va en un enfoque a la estrella de este filme. Con plots sin explotar y un guión con delirios de sobresalir, hacen de este un filme olvidable, pero extrañamente sólido sin trascender. Tal como sucedió con el filme “Lincoln” (2012) de Steven Spielberg.

El punto más sobresaliente y que hace imperdible esta película es la actuación de Gary Oldman como Sir Winston Churchill, en el que no solo la caracterización es destacable si no también el trabajo de maquillaje. Se nota abismalmente que el trabajo artístico y técnico fue enfocado alrededor de este personaje con equipo especial para Gary para prepararlo en oratoria hasta los diálogos que abundan en el personaje. Es tanto el enfoque y trabajo dedicado a este protagónico que ningún otro personaje resalta y se convierte en un largo monólogo de Gary Oldman.

Un montaje de primera bastante creíble hace más rimbombante y creíble esta narrativa biográfica en la que no pasa desapercibida la atmósfera de esos momentos.

Una banda sonora plana, una gran cantidad de valores artísticos y estéticos hacen espesa la película con un gran espíritu por sobresalir que queda en una sola grandiosa actuación y no más allá. 

La Cueva calificia: 

Más artículos...