leyenda2016

Una cuarta entrega de esta franquicia llega y nos cuenta una nueva historia previa a todo lo sucedido. 

Cuando Elise Rainier era pequeña, vivía en una casa al lado de una prisión en la que constantemente se realizaban ejecuciones en la silla eléctrica. Llegó un día en el que ella descubre que se puede comunicar con las almas y seres que ya no están en este mundo, pero eso le trae problemas con su padre al no creer en eso y con un precio caro por ser incomprendida. Años después un caso la lleva de nuevo a su antigua casa donde tendrá que afrontar sus más grandes miedos.

Este filme, a pesar de ser el cuarto de la franquicia y colocarse como precuela de todo este universo, logra ser sólida y con esos tintes que hacen una película de "Insidious". El terror abunda en sus primeros dos actos y con un suave cambio de fantasía que se va apoderando de la película hasta dominar este estilo. A favor o en contra de esta transición dentro del filme lo favorece y lo perjudica a la vez, pero no es una novedad en esta franquicia. 

Las actuaciones cumplen con lo que llega ser para una cinta de producción mediana. Pero también padecen por darle un peso y cierre a personajes innecesarios y son un duro golpe que se auto propina la película. 

Con un buen impacto visual y gran contenido que asustará a los valientes, es su plato fuerte pero es cambiado por romper ciertos esquemas del estilo y su desviación a la fantasía. Es como un objetivo casi por completar.

Finalmente "The Last Key" es una precuela que logra cuajar bien y da una muy buena profundidad a un personaje secundario en la franquicia. No resulta con un gran impacto, pero no deja mal sabor de boca.

La Cueva califica: 

Más artículos...