leyenda2016

El icónico personaje de la Mujer Maravilla ha perdurado durante muchos años y como cualquier curioso nos cuestionamos ¿cómo surgió?

Esto nos explica la directora Angela Robinson, encargada de traer esta historia que pareciera simple, en la que un dibujante común y corriente tuvo la grandiosa idea de crear un superhéroe femenino pero el origen no fue así, de hecho se dio de una manera inimaginable.

El psicólogo y profesor William Marston (Luke Evans) dedica su tiempo a la creación de lo que conocemos ahora como polígrafo junto con su esposa y colega Elizabeth Marston (Rebecca Hall); ambos sienten a gran curiosidad del comportamiento humano y sus sentimientos. A esta investigación se les une Olive Bryne (Bella Heathcote), quien comienza a sentir una atracción física y amorosa por ambos personajes. 

Sin embargo debido a la presión social y la época en la que vivían (1920) esta relación no se puede dar. Es así como comienza la travesía de este trio por mantenerse y seguir con las investigaciones del profesor Marston, las cuales dan pie a la creación de la que para él es el ejemplo adecuado de la mujer perfecta: La Mujer Maravilla

La directora logra el punto adecuado para transmitir la pasión de ambos psicólogos y su amante sin caer en la perversión, y también tratar de que el espectador se ponga en los zapatos del profesor, del porqué crear una heroína durante la Segunda Guerra Mundial. 

El ritmo que logran estos tres actores es de aplaudirse, cada uno toma su papel y postura en relación a sus personajes, le da la credibilidad que se requiere para una historia que se dice estar basada en hechos reales.

La Cueva califica: 

Más artículos...