leyenda2016

El “Araña” tiene un nuevo round en el cine para enfrentarse a un nuevo enemigo: la vida adolescente.

Luego de ser reclutado por Tony Stark (Robert Downey Jr.) para ayudarlo en su pelea con el Capitán América (Chris Evans); ahora Peter Parker (Tom Holland) equipado con un traje tecnológico de nueva generación regresa a Nueva York no solo para continuar su rol como Spider-Man, sino también para retomar su vida como estudiante adolescente de secundaria; la cual se verá sacudida por la aparición de un grupo de ladrones de tecnología extraterrestre comandados por Adrian Toomes (Michael Keaton).

Columbia/Sony Pictures luego de alcanzar un muy sonado acuerdo con Marvel Studios para poder incorporar a Spider-Man al universo cinematográfico de Marvel, llega con una nueva visión del trepa-muros, la cual ahora se centra en la vida de Peter Parker y su dualidad como héroe, al mismo tiempo que empieza a descubrir las funciones y capacidades del traje que Tony Stark ha hecho para él.

El resultado es una trama ligera y entretenida, con muchos toques de comedia. La historia explota todos los elementos de ella, como sus personajes, el factor nostalgia y las conexiones con el Universo Marvel. El guión está tan bien escrito, que sin duda sorprenderá a propios y extraños.

Asimismo, el ensamble de actores reunidos, incluyendo a Laura Harrier (Liz), Jacob Batalon (Ned), Jon Favreau (Happy Hogan) y Marissa Tomei (May Parker); también es otro de los elementos más fuertes de la cinta; al grado que resulta difícil destacar una actuación en específico como la más sobresaliente. 

La música del compositor Michael Giacchino, también se suma a la lista de grandes factores de esta producción, la cual posiblemente se esté convirtiéndose en un clásico instantáneo; sobre pasando inclusive la música de películas previas de Spider-Man compuestas por Danny Elfman, James Horner y Hans Zimmer. 

Sin embargo, pese a todo esto, la película cojea en dos aspectos importantes para una película de superhéroes y sobretodo para un blockbuster de verano: sus secuencias de acción y sus efectos especiales. La dirección de Jon Watts, pese a que logró enfocarse perfectamente en la dualidad de Peter/Spidey, carece de la capacidad de emocionarnos en sus secuencias de peleas al grado de que estas se vuelven Inteligibles. De igual forma, por momentos, los efectos visuales son de baja calidad al grado de ser notables, siendo una enorme sorpresa en producción de este estilo.

“Spider-Man: Homecoming” posiblemente sea la película que durante mucho tiempo los fans reclamaban; la cual no solo zambulle al personajes en el vasto mundo de Marvel en el cine, sino que recurre a los elementos de nostalgia y afinidad para crear una conexión con la audiencia; siendo un muy loable intento de Sony Pictures en reiniciar la propiedad de Marvel.

La Cueva Califica: 40

Más artículos...