leyenda2016

La disputa se ligitará en Australia después de que Warner Bros. perdió la discusión sobre arbitrar el caso en California.

Warner Bros. se encuentra atrapado en un tribunal australiano en una demanda presentada por el director George Miller relacionada a “Mad Max: Fury Road”, la cual fue estrenada en 2015 y recaudó más de $375 MDD en todo el mundo.

La compañía de préstamos de Miller alega que hubo un acuerdo donde se mencionaba que sí la película “Mad Max: Fury Road” superaba los $157 MMDD se proporcionaría un bono de $7 MDD. Miller exige ese pago, pero según los calcemos de Warner, la película supero el presupuesto. Miller rechaza esta declaración, culpando a una serie de decisiones que, según él, causaron cambios sustanciales y retrasos en la película. Él afirma que Warner Bros. No debe toar en cuenta estos costos. Además, está comprobando una disposición en virtud de la legislación australiana de consumidores sobre la presunta conducta engañosa de Warner al hacer un trato sin informar a Miller sobre los costos adicionales que se incluirían en los cálculos presupuestarios. 

Adicionalmente, Miller también alega que Warner Bros. violó  una disposición del contrato que estipulaba que si se buscaba un confinanciador, la compañía de Miller tendría la primera oportunidad de proporcionar financiamiento en términos comparables a los acuerdos de financiamiento similares. Warner llegó a un acuerdo con Ratpac Entertainment, una compañía de Brett Ratner, donde ofreció supuestamente una oferta a la compañía de Miller. 

En respuesta a la demanda, que se archivo silenciosamente en septiembre, Warner Bros. quiso acelerar el proceso e intento sacar la disputa fuera de Australia. El jueves, el Tribunal Supremo de Nueva Gales del Sur rechazó a Warner Bros. la aplicación para referir su asunto de arbitraje en California. 

Miller argumentó que su contrato fue con la corporación australiana, Warner Bros. Feature Productions Pty Ltd, no con Warner Bros. Pictures. Además propuso que el contrario se llevaría a cabo sustancialmente en Australia, que una de sus reclamaciones se regía por un estatuto de Commonwealth y que el daño que sufrió estaba en jurisdicción australiana. 

Un vocero de Warner respondió: “No estamos de acuerdo y defenderemos enérgicamente contra los reclamos”.

Fuente: THR

Más artículos...